Noticias & Eventos

08.10.2022

Ingreso de Rafa Gorrotxategi en la RSBAP

RAFA GORROTXATEGI, AMIGO DE NÚMERO DE LA RSBAP

            La Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País es una institución antigua que siempre ha dejado buen gusto en un país cainita y sectario, entregado tanto tiempo a una orgía de luchas de bandos, guerras civiles y terrorismos varios. Allá en el lejano s. XVIII, nuestros Amigos ilustrados soñaron con un país tolerante y plural. Sus pequeños logros nos iluminan casi tres siglos más tarde.

            La Bascongada conoció una resurrección en la San Sebastián de la Belle Époque y de aquel suspiro cultural salieron músicos como Usandizaga o Sorozábal, la primera presencia del cine en la ciudad, el museo municipal (hoy de San Telmo) o la primera escuela de cocina, la de Félix Ibarguren, Xixito. Tras la Guerra Civil, en 1943, la Bascongada salió de su letargo para cobijar a la cultura vasca en una época particularmente feroz. Nuevamente, fue madre y matriz de nuevas instituciones y empresas: Aranzadi o nuestra Cofradía Vasca de Gastronomía son buenos testigos de ello.

            El sábado 8 de octubre de 2022, la RSBAP acoge al confitero y miembro de la Gastronómica, Rafa Gorrotxategi Perales, como Socio de Número en el palacio de Intsausti de Azkoitia. Es un recuerdo de aquellos primeros 24 Ámigos de Número, que comandados por Xabier Mª de Munibe, X conde de Peñaflorida (1729-1785), fundaron la RSBAP en 1765. La Sociedad reconoce y agradece a las personas que trabajan por el país desde los ángulos más diversos.

            La ceremonia es modesta pero solemne, fruto del delicado trabajo del tándem formado por Harbil Etxaniz y Julián Serrano. Luis Elícegui, presidente de la Comisión de Gipuzkoa, saluda y da la bienvenida en euskara a los asistentes y al Amigo Rafa. A continuación este lee su Lección de Ingreso, que será recogido en los Extractos centenarios de la Sociedad y en el Boletín de la Gastronómica.

            Rafa pronuncia un discurso que, como no podía ser menos, versa sobre el chocolate. Lleva por título “Tras la huella del cacao de los vascos”. Es una lección histórica bien surtida de fechas sobre nuestro pasado ligado al cacao americano y al chocolate. De su conferencia destacan dos compañías como máximas difusoras en Gipuzkoa: la Compañía de Jesús y la Real Compañía Guipuzcoana de Caracas. Esta última fue la responsable del enriquecimiento del comercio de San Sebastián y del “vicio” por el chocolate en nuestra provincia. El cónsul inglés Frankland señalaba en 1700 por los donostiarras que no salían de casa por la mañana sin tomar chocolate “aunque su casa ardiera”. El chocolate, mayormente bebido entonces, hizo furor en toda la provincia.

            La bien expuesta ponencia de Rafa fue flanqueada en el tiempo por dos magistrales intervenciones musicales a cargo de Xabier Zeberio, que tocó un instrumento llamado nyckelharpa, una especie de violín con teclas de aromas medievales de la región sueca de Upsala.

            A continuación, nuestro presidente Luis Mokoroa leyó las palabras de recepción. Entronizó de alguna manera a Rafa como digno sucesor de su padre José Mari, tanto en su lado confitero como en su versión de hombre ligado a la cultura y al saber. De alguna manera, y siguiendo con las royalties, entonó el God save the King en la persona de Rafa.

            Como colofón, Iñaki Revuelta cantó el Xalbadorren heriotza de Xabier Lete, acompañado a la armónica por Jesús Etxebeste. Es una canción que en los últimos tiempos está arrumbando al Gernikako Arbola. Al último bis nos sumamos emocionados los presentes. Le siguió la entrega del diploma con el texto dieciochesco y la medalla esmaltada con nuestro viejo lema Irurac bat. El solemne Agur jaunak cerró el acto.

             Todo elegante, sencillo y poético; algo muy difícil de compaginar.

            Saludos a mis maestros José Luis Orella, Asun Urzainki y Rosa Ayerbe y a otros Amigos. A la salida Rafa, rodeado por su familia y amigos, obsequió a los presentes con una primorosa bolsita con sus dulces.

            A la salida de Intsausti, en alegre camaradería, nos dirigimos al restaurante Joseba situado en el viejo palacio mudéjar de Floreaga: una agradable comida entreverada con la amistad y la chispeante conversación que finalizó con un surtido chocolatero que, otra vez, llevaba la firma del bueno de Rafa.

            Por la mañana Azkoitia nos recibió con una gris y persistente llovizna; tras los entrañables actos de amistad y saber de nuestra Sociedad, el sol campeaba entre nubes en un soberbio atardecer de comienzos de otoño.

            Zorionak, Rafa, eta urte askotarako!

             

Pedro Berriochoa Azcárate

De la Junta Directiva por la RSBAP

Ingreso de Rafa Gorrotxategi en la RSBAP

Luis Mokoroa, Luis Elicegui y Rafa Gorrotxategi en la mesa presidencial.

Ingreso de Rafa Gorrotxategi en la RSBAP

Xabier Zeberio interpretando con el nyckelharpa, instrumento sueco.

Ingreso de Rafa Gorrotxategi en la RSBAP

Entrega del diploma tras la lectura de la lección de ingreso.

Ingreso de Rafa Gorrotxategi en la RSBAP

Rafa con sus nuevos credenciales.

Ingreso de Rafa Gorrotxategi en la RSBAP

Rafa nuevo miembro de las RSBAP.

Ingreso de Rafa Gorrotxategi en la RSBAP

Rafa rodeado de su familia.

Ingreso de Rafa Gorrotxategi en la RSBAP

Cuadrilla a la salida del restaurante.