Hemeroteca

09.11.2014

Picoteo con txakolí - Juan José Lapitz

*************************************************************

Artículo de Juan José Lapitz publicado en su sección "Saber y Sabor" de "El Diario Vasco" del  8 de noviembre de 2014

***************************************************************

Finalizada la vendimia, que este año ha sido muy buena y favorecida por unos días soleados, en los viñedos de "ondarribi-zuri", con los que la bodega Hiruzta de Hondarribia elabora su fino y chispeante txakilí, la fammillia Recarte ha dedicado unas horas al protocolo de aumentar el Club de Amigos que creó el año pasado, en el que ingresaron el gran maestro de cocineros Luis Irizar, el afamado restaurante local Abarka, el donostiarra bar Zeruko y el distribuidor de delicatesen Joaquín Solbes, acogiendo en su seno al restaurante Alameda de los hermanos Txapartegi que brilla con una estrella Michelin, al multiganador de campeonatos de pintxos bar Gran Sol, de la Familia Muñoz, y a quien estas líneas firma, todos ellos hondarribiarras. Se puso nuestro nombre, por medio de una placa, en una fila de viñedo, que particularmente me hizo más ilusión que una calle, ya que en aquella hay farollas para que las mascotas levanten la pata, y en esa una cuarentena de cepas, que producen un trasparente y aromático caldo. Al final del acto nos sirvieron un picoteo, bien pensado y cocinado, que hizo resaltar  el excelente maridaje del pulpo a la brasa y las láminas de bacalao con pimiento, con este singular txakolí. En la animada tertulia se hicieron votos para que discurran con diligencia los trámites burocráticos para que, pronto, disfrutemos de un coqueto hotelito de diez habitaciones sobre la estructura actual de la bodega y todos nos conjuramos para catar el resultado de la actual cosecha, por San Antón.

Cinco Diamantes para Martín Berasategui. La AAA, la mayor y más acreditada organización que valora resutaurantes en América del Norte, ha otorgado la máxima distincción Five Diamond al restaurante Passion by Martín Berasategui del Hotel Paradisus en Playa del Carmen (México). Se premia así la creatividad y el vanguardismo del cocinero guipuzcoano, a los que se une, en este caso. el servicio, la atmósfera y la hospitalidad de la que hacen gala el establecimiento y su personal.

Los habituales de la ruta Tolosa-Azpeitia, están de enhorabuena. Tras varios años cedido el negocio en alquiler, el restaurante y casa rural Letea, en Errezil, vuelve a estar patroneado por su propietaria y excelente cocinera María Ángeles Uzcudun, que cuenta con la colaboración de su hijo Garikoitz Aguinagalde y su nuera Eli, que atienden con diligencia el comedor. En un apacible entorno rural, con paisajística terraza, destaca su carta tradicional con ensaladas templadas, fritos variados, pollo de caserio y postres caseros, todo ello con una excelente relación calida, cantida, precio.

 

Picoteo con txakolí - Juan José Lapitz

Fotografia: Paulo Etxeberria