Hemeroteca

28.06.2015

Pica-pica menorquín - Juan José Lapitz

****************

Artículo de Juan José Lapitz publicado en su sección "Saber y Sabor" de "El Diario Vasco" del  27 de junio de 2015

****************

Treinta días de estancia en la paradisiaca Menorca, la isla que enamora por la belleza por la belleza de sus calas, las puestas de sol, la calma (salvo cuando sopla la tramontana), la amabilidad de sus gentes, sus excepcionales productos de mar  y tierra, dan para cuantas notas gastronómicas, amén de degustar tantos pescados y mariscos diferentes como jornadas de estancia. He aquí algunas que puedan interesar a los muchos euskaldunes que la visitamos.

Se ha cerrado Can´Agueder, restaurante de Es Mercadal donde la hoy nonagenaria Agueda Vadell ofrecía la mejor versión de la cocina autóctona menorquina, con un plato de origen posiblemente prehistorico el arroz de la terra, una cazuela de trigo triturado (igual al encontrado en yacimientos megalíticos), guisado en forma de paella con magro de cerdo y sobrasada, o con el jugosísimo conejo con higos. Por razones de edad Agueda, que siempre ha seguido al frente del negocio, dejó las riendas de la cocina y sala a sus hijos Miguel y Crispín, éste desde hace algún tiempo se dedicó más a elaborar vinos de sus propias cepas y Miguel decidió hace una par de meses, acogerse a la jubilación. Fuentes cercanas me asguran que el negocio tiene ya varios pretendientes y que enbreve será traspasado y reabierto. Faltará la figura increible de Agueda a la que, desde aquí, rindo homenaje por su gran labor culinaria de mantenimiento de cocina tradicional.

Unos se van y otros vienen. En la urbanización Bergatín, dentro del complejo Playas de Fornells, verdadera joya arquitectónica, incluida en los circuitos turísticos, se ha hecho cargo del restaurante Josep Jover, un maître todo terreno, con un don de gentes nato, conocedor del oficio y políglota que, basado en la calidad y secundado por Pilar, una curtida cocinera, llenan cada noche la coqueta terraza gracias a una carta corta y sugerentes ofertas como: la barbacoa de carnes, y mar de Menorca, un surtido de mariscos frescos, que incluye gambas y cigalas excepcionales, además de un pica-pica, postre y vino. Precio 40 euros dos personas. Unos confortables sofas invitan a un relajante chupito al aire libre, tras el ágape. ¡Chapeau!

Una comisión de cocineros capitaneada por Diego Coll (Cranc pelut) y Richi Riera (Es Port), viajará a Giajará a Gipuzkoa al finalizar la temporada para tomar contacto con nuestras cofradías, con vistas a montar una en Fornells.

Pica-pica menorquín - Juan José Lapitz