Gastronomiazko Euskal Anaiartea - Cofradía Vasca de Gastronomía

El "presi" dirigiendo.
Tocando la marcha de caldereros.
Componiendo la sartén.
Comparseras.
Fin de fiesta en Gaztelubide.
Cena de Caldereros
05.02.2011

 

Animada jornada la de la cena de Caldereros de este año, mientras el comedor Busca Isusi hacía de camerino, como ya va siendo tradicional, para acicalar a las reinas de la comparsa tradiconal, en el comedor Munibe nos ibamos encontrando el resto de comensales que veníamos a disfrutar de la cena Hungara. Estrenabamos cocinero para esta cena y lo tuvimos un poco preocupado durante toda la semana, pues no tenía muy claro el recetario que empleabamos y sobre todo, no acababa de entender como se preparaban los Huevos de Calderero. Inconvenientes de la tradición oral.

A pesar de sus dudas, Iker Uranga, encargado de prepararnos el menú, consiguió solventar las lagunas en la partitura que le habíamos facilitado, ofreciendonos una interpretación perfecta y a satisfacción de todos, aunque como no, para algunos faltaba un poco de picante en el gulash y para otros calentaba bastante. Analizando criticamente me atrevo a afirmar que estaba en un punto como para satisfacer a todos los gustos.

Según se fueron reuniendo los comensales en el comedor, se solicitó dar un repaso a las piezas del maestro Sarriegui, con el pretexto de recordar las piezas y afinar las sartenes. Dicho y hecho y gracias al entusiasmo de la gente, nuestro querido pincha-discos se libró de una buena bronca. En plena remodelación del equipo informático y en el trasvase de las piezas del antiguo ordenador al nuevo, no sabemos por que duende de la informática, había desaparecido alguna de las piezas del listado y otras estaban con el nombre cambiado. Afortunadamente cuando la gente empezó a percatarse que algo no andaba como debía, se había localizado el cd original y se solucionó el problema. Los magnus de vino blanco hungaro que se sirvieron con los huevos de calderero, ayudaron bastante a distraer a los comensales, con comentarios y valoraciones del vino, Mandelas dry, mientras se solucinaban con la mayor discreción posible los problemas musicales.

Buenos los huevos y el vino muy apropiado. Nuevo repaso a los pentagramas, esta vez con más aplomo, antes de meternos con el gulash. Primero el caldo, aromatizado con menta y comino, para entrarle posteriormente al estofado, con un punto bien medido de paprica, al que acompañamos con espagüetis. Como siempre, acabamos con la tarta Zaja que nos prepara Gorrotxategi, en esta ocasión su hijo Rafa, que ha cogido el relevo generacional con muy buena mano, y para acompañar a la tarta, como de costumbre, de una copa de vino Tokay.

Agradable sobremesa, que empezó a moverse cuando nos llegarón noticias que la comparsa de Gaztelubide estaba finalizando su recorrido. Bajamos a ver el fín de fiesta a la puerta de la sociedad y luego a buscar la otra comparsa, para regresar acompañandoles, hasta la sociedad Gaztelubide, donde también acaban su recorrido.

La climotalogía se porto de primera en este año y daba gusto disfrutar de la noche, pero como ocurre siempre, al final no nos quedó más remedio que despedirnos, con pena, pensando en el próximo año.

 

 

 

T.943 428806 · F.943 410941 · junta@gastronomica.com
© 2012 Cofradia Vasca de Gastronomía / Gastronomiazko Euskal Anaiartea