Noticias & Eventos

20.01.2019

Tamborrada 2019

Este año tocaba en domingo, lo que anticipaba gentío en nuestras calles, presumiblemente descontrolado en esas horas de madrugada del día de San Sebastián en las que nuestra tamborrada irrumpe en las calles de la Parte Vieja. Nada más lejos de nuestras preocupaciones, el comportamiento de los que “vivían la fiesta” en las calles al paso de nuestra tamborrada fue, en general, todo lo respetuoso que se podía pedir, incluso en la “31 de agosto”, cuya travesía resultó tan ordenada que anticipaba una tamborrada “para disfrutar”.

 También los factores meteorológicos, que siempre escapan a nuestro control, se pusieron de nuestra parte: no hicieron falta chubasqueros, ni por encima ni por debajo de los trajes a pesar de las pésimas previsiones meteorológicas que había hecho Euskalmet en exclusiva para nuestra ciudad en la fiesta del Santo. Y si añadimos que la temperatura de la noche fue templando hasta hacerse incluso agradable, tuvimos en nuestras manos todos los ingredientes para conseguir un cocktail magnífico, como así fue.

 Un cuarto de hora antes de las 3 de la mañana, en la Plaza de la Trinidad, a los pies de la Cofradía, los más de 100 componentes de tamborrada y banda que nos acompaña, ya estábamos formando filas para dar inicio a la edición de la tamborrada de este año. Al frente, el Tambor Mayor Elías Arruebarrena, el Barril Mayor Sergio Errasti, Carlos Arruebarrena y Onintza Mokoroa como cabos de tambores y barriles, respectivamente, y José Luis Ocón en sus funciones de director de la banda.

 Las campanadas de las 3 de la mañana coincidían con los primeros sones de la Marcha de San Sebastián, marcha solemne, y es que en esta versión nuestra de carnaval que es la tamborrada, la interpretación de la “Marcha”, además de tambores, barriles y herradas, siempre cuenta con un plus, el valor añadido que da a esa interpretación el sentimiento donostiarra de cada uno de los integrantes y de muchos de los congregados compartiendo nuestra fiesta.

 Tras la “Marcha”, el Tambor Mayor cedió el bastón de mando a Luis Mokoroa, presidente de la Cofradía, para que dirigiera “Sasoia”, el himno de la Cofradía, compuesto por José Luis Ocón para la misma.

 Se dio inicio al recorrido por las calles de la Parte Vieja, y saliendo de “la Trini”, enfilamos la calle 31 de agosto, donde intercambiamos saludos con los componentes de la tamborrada de “Kanoietan” que ya habían terminado, hasta nuestra primera parada en la calle San Vicente, en la sede de “Esperanza”. Desde allí, por la calle San Juan, hasta la plaza Sarriegi, para rendir nuestro pequeño homenaje a Raimundo Sarriegi ante el monumento en su honor que preside la plaza.

 Por Narrika, y atravesando el Boulevard, nos dirigimos hasta el Mesón Martín, en la calle Elkano, única parada fuera de la Parte Vieja, siempre entrañable, en la que nos volvía a dirigir “Tita” (Pilar), la matriarca de la familia que regenta el mesón, y que tras años de compartir este momento con Luis Mokoroa, este año estrenaba acompañante/ayudante para dirigir la Marcha, nuestro Tambor Mayor Elías Arruebarrena. Al finalizar prometió aprender a hacerlo sola para el próximo año. Se lo recordaremos en 2020.

 De vuelta a la Parte Vieja, nos acercamos hasta la calle Virgen del Coro, donde nos esperaban representantes de “Aizepe”, “Aitzaki” y “Gaztelubide”, para acogernos y dirigirnos la interpretación de algunas marchas. Nuestra siguiente parada, en el entorno de las 5 de la mañana era la plaza de la Constitución, escenario emblemático para todas las tamborradas de la Parte Vieja, en la que un público entregado nos acompañó y aplaudió durante toda nuestra actuación.

 Nuestro siguiente escenario no era menos emblemático, el atrio de la basílica de Santa María del Coro, a los pies del patrón San Sebastián, y en compañía de la tamborrada de “Euskal Bilera”. A cabeza descubierta, desde el máximo respeto al lugar y al Santo, interpretamos una vez más la “Marcha”. Tras interpretar “Polka”, nos despedimos de “Euskal Bilera” para ir terminando nuestro recorrido donde lo empezamos, en la plaza de la Trinidad.

 Y en “la Trini” otra vez, muchos de nosotros hubiéramos vuelto a empezar, se nos había hecho corto. ¡Buena señal!. Nuestra tamborrada se va afianzando, el núcleo de participantes se mantiene en las últimas ediciones, desfilamos dignamente y cada vez sonamos mejor.

 Eskerrik asko! a todos los participantes que con su actitud y su disposición hacen posible “la fiesta” para todos. Eskerrik asko! a la organización por su trabajo para mejorar cada edición de nuestra tamborrada. Eskerrik asko! a la Cofradía que en 1992 (28 ediciones ya) tomó la decisión de poner en marcha la primera tamborrada de la Gastronómica.

 

 

 

 

Tamborrada 2019

Formados en la Trini.

Tamborrada 2019

Dirigiendo con Pili del Mesón

Tamborrada 2019

En la Plz Constitución.

Tamborrada 2019

Elia y Ocon en la Consti.

Tamborrada 2019

Ante el patrono en Sqnta María