Gastronomiazko Euskal Anaiartea - Cofradía Vasca de Gastronomía

Marilu, Onintza y Arantza con la kirikoketa
Llegada del Barrikote
Barrikote
09.03.2012

Como todos los años, la reunión de los tamborreros y cofrades en la sidrería Oyarbide, sirvió también para encargar el tradicional Barrikote, con vistas a que estuviese bien en su punto el día 9 de Marzo. Y llegó ese día y hay que reconocer la extraordinaria pericia de Sebastian, el sidrero, para que la sidra estuviera en su mejor momento.

Para los no conocedores, explicaremos que el Barrikote, es una práctica que está en vías de desaparición. Se conocía con este nombre, a las barricas de menor tamaño que las habituales de las sidrerías, que se empleaban para que la sidra madurara más rapidamente y poder así mostrar a los interesados la prevista evolución de la sidra que reposaba en las kupelas. Como es natural una vez inaugurado el barrikote había que consumirlo en su totalidad, pues lo no bebido se oxida y pierde rapidamente sus cualidades. Hay narraciones de barrikotes que entre bertso y almuerzos duraban mas de un día.

En la presente edición hemos, tenido menos participación que en años anteriores, pero los asistentes pudimos disfrutar de una magnifica sidra, en un ambiente extraordinario y acompañando todo un menú sidrería que estaba extraordinario.

Ya serían la 20,45 h. cuando por la megafonía de la cofradía comenzó a sonar el Baga biga de Mikel Laboa, adentrándonos en noches de mistério, cuando hizo su aparición en el comedor Munibe, la comitiva que portaba el Barrikote. Abría la marcha el Gran Sukalde Jaun, seguido de tres neskas con las antiguas mazas para partir las manzanas y tras ellas la barrika portada a hombros de cofrades uniformados. Con el final de la pieza, la barrika fue colocada en su sitio, organizándose Arantza, Marilu y Onintza en torno a la kirikoketa para atacar con entusiasmo el rústico instrumento, llenando el salón Munibe de los sones, que en otro tiempo animaban en la labor de machacar las manzanas para la sidra.

Acabada la interpretación el Gran Sukalde jaun llamó a todos los parroquianos para que provistos de sus respectivos vasos se aproximaran para poder degustar la sidra del txotx que acababa de abrir. Mientras tanto sonaba el "Aldapeko sagarraren ..." acompañado por los golpes de la Kirikoketa.

Un magnifico chorizo a la sidra sirvió para acompañar estos primeros tragos, siguiendo a continuación con la tradicional tortilla de bacalao, bacalao en salsa y costilla de ternera. Todo muy bueno, en especial la costilla, habitual en otros tiempos en las sidrerías y que ha cedido paso ultimamente a su hermana mayor la chuleta. Estaban tan buenas las costillas y tan bien preparadas que no echamos en falta las chuletas.

Acabamos con el consabido queso y nueces y frecuentes viajes a la kupela.

 

 

T.943 428806 · F.943 410941 · junta@gastronomica.com
© 2012 Cofradia Vasca de Gastronomía / Gastronomiazko Euskal Anaiartea