Gastronomiazko Euskal Anaiartea - Cofradía Vasca de Gastronomía

Barrikote en familia.
Tokando la kirikoteka.
Apertura de la jornada.
A todo ritmo.
Pasacalles.
Barrikote
11.03.2011

- hitrhgvegjifoihfohtrr  barrikote   jmoginjgfjbntiphmobmgfmbfgombgfo.

-¿Qué?, ¿qué es eso?, ¿de qué habláis?

 

Esta “conversación” tenía lugar a la salida de la tradicional reunión anual de la Sociedad Gastronómica en la sidrería Oiarbide, a finales de marzo.

Allí trabé conocimiento de la existencia de una fiesta denominada barrikote y me pude hacer una idea aproximada de su contenido.

Debo confesar que se apoderó de mí una cierta expectación y una cierta inquietud durante el tiempo que forzosamente tuvo que transcurrir desde el conocimiento hasta el disfrute de la fiesta. Un sexto sentido me decía que tenía que tratarse de algo bonito.

¡Y llegó el viernes 11!

Mientras iba llegando el grueso de la gente, pude ir viendo el escenario y sus decorados y aproveché para informarme de cuantos detalles se me pasaron por la cabeza, lo mio era preguntar.

Y poco antes del pistoletazo de salida para el comienzo festivo ocurrió algo que nunca se me habría pasado por la imaginación. Había que llevar la kupelita hasta su ubicación de servicio, mediante un paseíllo, a hombros de 4 cofrades ataviados para la ocasión. Pero es que ... ¡uno de los cofrades era yo!.

No me preguntéis cómo pasó. El caso es que uno de los cuatro era yo. ¿Sabéis eso de “como un niño con zapatos nuevos” que se decía hace años?. Pues eso.

Este año, como novedad, se ha hecho una representación de lo que antaño suponía machacar las manzanas con la kirikoketa para obtener el mosto y posterior sidra. El entusiasmo de las chicas que lo hicieron -Arantza, Marilu, Amaia y Onintza- nos contagió a todos y acabamos entonando el ritmo propio de ese trabajo. Algunos hasta practicaron cómo se hacía.

Por lo demás, ya os podéis imaginar (los que no habéis estado), aplicarnos a la cena, departir con los amigos y regarlo todo con frecuentes viajes a la kupelita que , contra toda primera impresión, duraba, y duraba, y duraba.....

Y hasta hubo una pequeña kalejira y tiempo para bailes de enamorados. Bien, ¿no?

Y todo amenizado con conocidas canciones de Mikel Laboa y otros más. Canciones conocidas, sí, pero ¿qué os parece si en la próxima edición de la fiesta las cantamos todos cual coro popular en vez de limitarnos a escucharlas?. ¿Qué tenemos que aprendernos la letra?. Bueno, tenemos un año por delante. Puede ser un poco más difícil para los no euskaldunes, como yo, pero...¡venga, va!

Y para terminar, mi gratitud por haber sido invitado a esta preciosa fiesta. Y, no sé si estará mal decirlo, pero no me importaría disfrutar de la siguiente.

Angel Gracia

16.03.2011

 

T.943 428806 · F.943 410941 · junta@gastronomica.com
© 2012 Cofradia Vasca de Gastronomía / Gastronomiazko Euskal Anaiartea