Gastronomiazko Euskal Anaiartea - Cofradía Vasca de Gastronomía

Preparandose para realizar un "coupage"
El Gran Sukalde Jaun presentando a los ponentes
Louis Fournier dirigiendo la cata
Aplicados alumnos
Cata comentada de vinos de Burdeos
14.06.2007

El jueves 14 de junio tuvo lugar en el salón Zappino una cata de las variedades de la zona del Médoc, magníficamente dirigida por Louis Fournier, enólogo y propietario de Château Dillon (http://www.chateau-dillon.com), con la colaboración de Pierre Cambar (Director del Consejo Regional de los Vinos de Aquitania), Jean-Baptiste Cazenave (secretario de Slow Food Aquitaine), nuestro Gran Sukalde Jaun Luis Mokoroa y el omnipresente Rafa Indo.

 En primer lugar se sirvieron tres variedades clásicas. Cabernet Sauvignon, Cabernet Franc y Merlot, en botellas sin etiquetar del año 2000, y todos ellos, como es costumbre en la zona, con tan sólo 6 meses de envejecimiento en barrica de roble. La mayoría de los aproximadamente 30 asistentes valoraron más la Cabernet Franc que las otras dos variedades, al considerar que el Cabernet Sauvignon era un poco más agresivo y el Merlot más suave (sin que se nos enfaden las etxekoandres, se comentó que era un vino “para mujeres”).

 El señor Fournier tuvo la habilidad de dirigir un experimento consistente en hacer un coupage mezclando en las adecuadas proporciones las tres variedades, y efectivamente el resultado final fue muy sorprendente. Una excelente forma de aprender los misterios de los vinos de la región de Burdeos, desvelados por un gran experto en la materia.

A continuación se pasó a catar tres variedades que se utilizan en pequeños porcentajes para rematar los coupages en el Médoc: Petit Verdot, Carménère y Malbec (de 1995). La variedad Petit Verdot, de carácter muy rústico y que hace algunos años ocupaba aproximadamente el 30% de las cepas de la zona, hoy en día se encuentra casi extinguida por su escaso rendimiento productivo, lo que ha provocado su sustitución por la variedad Merlot. Pero en este turno de cata la variedad que tuvo más aceptación  fue la Carménère, con un excelente equilibrio y muy agradable al paladar.

 Louis Fournier explicó que en su Château imparten estudios para jóvenes alumnos, y para ello disponen de media hectárea en la que están plantadas cepas de todas las variedades autóctonas. Esta finca no está dentro de la zona considerada como AOC (denominación de origen controlada) y por lo tanto se utiliza exclusivamente para fines didácticos y no comerciales.

 Según el conferenciante, el vino “perfecto” y a la vieja usanza del Médoc estaría ensamblado con un 30% de Cabernet Sauvignon, un 30% de Merlot, y un 40% repartido a partes iguales entre Carménère, Petit Verdot, Malbec y Cabernet Franc. En todo caso, el señor Fournier afirmó convencido que “los que más sabían de vino eran los curas”.

 Una vez finalizada la interesante disertación y cata, la treintena de cofrades y amigos se reunieron ante mesa y mantel para seguir degustando buenos vinos del Médoc (y también un Domaine Arretxea de Irouléguy) y acompañarlos debidamente con una suculenta cena: patatas en salsa verde al aroma de bacalao, bacalao dorado sobre cama de tomate y cebolla, dos de los quesos de Ibar de Artziniega que elabora esmeradamente nuestro amigo Alfonso Zamora (una torta de oveja y un azul de cabra), y cerezas.

T.943 428806 · F.943 410941 · junta@gastronomica.com
© 2012 Cofradia Vasca de Gastronomía / Gastronomiazko Euskal Anaiartea