Noticias & Eventos

10.07.2008

Con FECOGA en la Expo del Agua

 Cincuenta y cuatro cofrades pertenecientes a la Federación de Cofradías Gastronómicas – FECOGA - tomaron parte en los diversos actos que se celebraron, en la capital aragonesa, los días 19, 20 y 21 de Junio en homenaje a Vichy Catalán con motivo de la Expo – Zaragoza 2008.

Al mediodía, visitamos la huerta tudelana, la productiva tierra de la orillas del Ebro, donde surge y se extiende la alcachofa. Durante la Edad Media convivieron en estas tierras tudelanas, tres pueblos con tres religiones: cristianos, árabes y judíos. Pues bien; de aquella edad media le queda a Tudela, entre otras cosas, esa rica planta llamada alcachofa cuyo nombre indica bien a las claras su origen árabe: Al – carchofa. El origen sería árabe, pero tan bien se aclimató a esta tierra que hoy la planta, tan apreciada, tiene un nombre tan propio y sonoro como Blanca de Navarra, variedad que es flor de la huerta tudelana.

Vino después el almuerzo  que consistió en una degustación de verduras de la huerta Navarra. Y les adelanto que fue una auténtica delicia. Lean con atención y vayan gustando con la imaginación. El menú fue el siguiente:

Espárragos de nuestra finca, cocidos, templados, con aceite extra virgen. Ajetes frescos de nuestra plantación, fritos dos veces. Cebolletas confitadas al Chardonay. Penca de acelga rellena de ibérico y voule de hongos con salsa holandesa gratinada. Láminas de patatas confitadas en aceite de codillo de jamón con tallos de borrajas y sus cremitas. Menestra de las cuatro verduras reinas de temporada. Corona de alcachofas con foie fresco y puerro crujiente .Pochas de Tudela con guindillas en vinagre.

¿Delicioso, verdad? Pues observen que parte de la bondad está en lo literario del menú que excita nuestra imaginación.

Conviene dejarlo claro. El restaurante se llama Treintaitres y está en la calle Capuchinos ,7 de Tudela.. Sus propietarios: Maria Pilar Vicente y Ricardo Gil

 El agua también es gastronomía

 La siguiente parada fue en el hotel de destino. Hotel Europa, en la localidad de Utebo a 12 kilómetros de la capital. Tiempo justo para dejar el equipaje y salir para Zaragoza, capital donde toda la expedición iba a asistir a un Concurso de Aguas que se celebró en la Sala Barbacil.

Para un gastrónomo el agua nunca es lo de menos ya que hay que usarla tanto en la cocción como en la ingesta, Del agua se mirará su brillantez y transparencia, su limpieza y lo grato al paladar, además de su acidez, dulzura, el bicarbonato, calcio y sodio que contenga así como los cloruros y el mineral. Como verán, una cata para expertos, como debe ser el jurado

 Todos asistimos con nuestras capas, medallones y tocados dando color a la Sala Barbacil. Y la vistosidad de la indumentaria fue lucida por las calles de Zaragoza, pues la organización decidió que el autobús nos esperara a unos tres kilómetros de donde nos habíamos reunido. Todo un espectáculo y sino que se lo pregunten a los viandantes zaragozanos que se paraban a nuestro paso para examinarnos detenidamente.

El Restaurante Sella

 Para la cena, la organización eligió el restaurante Sella, que se halla a 15 minutos de la capital aragonesa en la localidad de Villanueva del Gállego, establecimiento bien conocido y apreciado por Fecoga. Precisamente era Fecoga quien ofrecía la cena a Vichy Catalán, cuya junta rectora presidió la reunión gastronómica.

Como acto previo Fecoga hizo entrega de cuatro medallas de oro a las aguas Font d´Or, Montesinos, Malabella y Fuente Estrella, que fueron recogidas por diversos miembros de la Familia Renart.

El menú fue el siguiente:

Carpaccio de rape con brunoisse de pimientos y moluscos marinados. Tuétano y navajas a la parrilla con atún rojo marinado. Lechecillas de ternasco salteadas, foie, melocotón  de Calanda y mezclum de ensaladas. Dados de bacalao confitados con pil-pil de borrajas y codorniz escabechada. Medallón de pierna de ternasco lechal cocinado a baja temperatura con almendras, cardo y brocheta de caracoles. Requesón, nueces y miel con helado de chocolate blanco .Café.

 Vinos de la tierra: Cariñena y Somontano.

 

Lágrimas por el Titibiliti

 En los dos días de nuestra pernocta en Utebo tuvimos un despertador, mañanero, grato y puntual. Modesto Lasa salía  por los alrededores del Hotel interpretando gratas melodías que servían de adecuada diana. Pues bien; el primero de los días, faltando pocas fechas para los sanmarciales de Irun, se le ocurrió a Modesto interpretar el Titibiliti , marcha que interpreta la banda en el Alarde. En ello estaba cuando vio venir, de una distancia de unos cien metros a una joven mujer, que llegando a nuestro txistulari  le abrazo llorando. Modesto dejó de tocar y  también lloró abrazándola,

Y es que aquella mujer de Utebo era una irunesa que vivía, desde que se casó, en la citada localidad y que no había vuelto, por fiestas, a  Irun.

 A la Virgen del Pilar

 Para el día grande de nuestra estancia, día dedicado al Agua de Vichy, viernes 20 de Junio, se trasladó a la capital aragonesa la Coral  Eguzkilore, que como se sabe nació  y así sigue, bajo el patrocinio de la Cofradía  Vasca de Gastronomía. Los cofrades de Fecoga y los miembros del coro nos reunimos junto a la Basílica de la Virgen y en un momento dado, precedidos por el txistu de Modesto Lasa nos dirigimos a la puerta principal del templo uno vestidos con multicolores capas y otros de riguroso negro; estos eran los miembros de la Coral Eguzkilore que iban a cantarle, en representación de todos, a la Virgen del Pilar.La  capilla estaba repleta de fieles en oración. En primera fila, a un costado del presbiterio, se colocó el  Coro Eguzkilore, sus componentes sacaron las partituras de sus carpetas  y bajo la dirección de Sergio Zapirain interpretaron el Ave Maria de Tomas Luís de Victoria que escucharon todos, cofrades y fieles en general, con  gran respeto y devoción. Hubo otra interpretación de obra mariana  y como despedida el  Agur Jesusen Ama , la emotiva canción de compusiera  Felipe Gorriti, con tal acierto que al momento se hizo popular.

Antes de abandonar el templo una mirada gozosa a la arquitectura de Ventura Rodríguez y  a los doce medallones  que mármol de Carrera  que adornan la capilla dedicada a la Virgen.

 Homenaje a Vichy Catalán

 En el Hotel Hiberus, recién inaugurado junto al recinto de la Expo se celebró el acto de homenaje de Fecoga a Vichy Catalán. Inició la sesión José Ignacio Telleria presidente de Fecoga quien expuso a los asistentes las diversas partes que el acto iba a tener tales como el concierto de la Coral Eguzkilore, el homenaje al famoso cocinero aragonés Teodoro Bardaji  gran conocedor de la cocina vasca, por estar casado con una vasca y por ser cocinero del Duque del Infantado tan relacionado con Zarautz y Lazkano. Anunció asimismo la conferencia que Imelda Moreno iba a pronunciar sobre Teodoro Bardaji y como ella misma seria entronizada como cofrade de honor de la Federación de Cofradías Gastronómicas..

Tras la presentación, el primero de los actos fue el concierto a cargo de la Coral Eguzkilore., conjunto musical compuesto por 15 voces masculinas fundado en 1995 bajo el patrocinio de la Cofradía Vasca de Gastronomía y cuyos componentes proceden en buena parte del Coro Easo. El más joven es el director, Sergio Zapirain Mendizábal, profesor de violoncello, director de la Orquesta de Cámara Errenteria Musical y director del conjunto barroco de San Sebastián.

El repertorio, muy bien elegido para la ocasión, estuvo compuesto por las siguientes obras:

 El Menu, de Zollwer, Ume eder bat de V. Ariño.(solista Alberto Zapirain). El Cant del ocelle, tradicional catalana. Alma llanera, de E.Gutierrez. Ilunabarra de Mocoroa. LÉmporda, de E. Morera. Viva Aragón de Retana (solistas Iñaki Goñi y J.Alberto Zapirain). Oh Pepita de Mujer y Euskalherriko semeak gera de V. Zapirain (solista José Alberto Zapirain)

La presentación de Imelda Moreno, quien iba a hablar sobre Teodoro Bardaji, estuvo a cargo de Angel de Uña, presidente de la Academia Aragonesa de Gastronomía. Quien dijo que:

Imelda Moreno es muestra del ambiente amistoso, reconfortante, participativo, analítico que proporciona la gastronomía. Fue su abuelo, el Conde de los Andes quien le infundió una precoz sensibilidad y curiosidad por los manjares de la mesa. Su padre, también conde de los Andes, mantuvo la llama viva de la preocupación y le inculcó  el amor por la literatura gastronómica

Este conde de los Andes, Francisco Moreno Herrera escribió sobre temas gastronómicos popularizando el seudónimo de “Savarín” y fue uno de los fundadores de la Cofradía de la Buena Mesa y primer presidente, al que le siguieron Victor de la Serna y Gregorio Marañón hijo. Imelda fue nombrada presidenta de la Cofradía en 1991 y colabora en periódicos y revistas, además de en la edición española de Larousse. Coordina la Guía CAMPSA de Gastronomía.

Imelda Moreno pronunció una gratísima conferencia sobre Teodoro Bardaji a quien conoció bien de cerca dado que Bardaji ( Binefar 1882 – Madrid 1958) fue jefe de cocina de sus tíos maternos, los Duques del Infantado.

Seguidamente se procedió a la entronización de Imelda Moreno como  Cofrade de Honor de la Federación de Cofradías Gastronómicas, tomándole juramento Juan José Lapitz y dando  el espaldarazo a la nueva cofrade, el presidente, José Ignacio Telleria.

 Tres libros

 Tres libros relacionados con el agua fueron presentados en este acto.

Diccionario del Agua en el que han colaborado Juan José Lapitz, así como su hijo el periodista Xabier Lapitz juntamente con Ana Lorente y Pilar Calzada. El Dr. Rafael Codony, catedrático de Nutrición y Bromatología de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona es el autor  del Cuadro Nutricional que cierra la obra.

El agua fuente de vida es una obra que recoge trabajos que hablan de la excelencia del agua. Firman los diferentes artículos Pilar Vaquero, le sigue un trabajo titulado el agua y la salud realizados por cinco doctores en Medicina que  muestran las virtudes del agua en la infancia, en la menopausia; el agua en los ancianos y en el deporte.. En la segunda parte, el libro ofrece veintiséis recetas de sopas, elaboradas por otros tantos cocineros zaragozanos. De cada uno de ellos se ofrece el nombre del restaurante y características los ingredientes de la sopa en cuestión y la preparación.

La sabiduría del agua fue la tercera de las obras con la que fuimos obsequiados. En ella se recogen todos los datos  técnicos de las calidades de  diez aguas , todas ellas  del Grupo Vichy Catalán como son, el propio Vichy Catalán y  Font D´Or, Sant Hilari, Malavella, Fuente Estrella. Font del Regás, Mondariz, Fuente del Val, Monte Pinos y Les Creus…Para que se hagan idea de los contenidos del libro les diré que los capítulos hablan de El Agua y la Mujer. Beneficios del fluor en la salud humana. La hidratación en el deporte. La cura del agua etc.

El gratísimo acto fue presidido por el Presidente del Consejo de Administración   y el Consejero Delegado de Vichy Catalan.


Todos los asistentes al acto comimos  en uno de los amplios comedores del Hotel Hiberus y a los postres intervino de nuevo la Coral Eguzkilore.

 Visita a la Expo 2008

 Fue una visita oficial a la Expo. Formábamos parte del Grupo Vichy Catalán, empresa que celebraba su día en la muestra; por ello, con acreditación de cinta roja al cuello, divididos en varios grupos y acompañados por azafatas visitamos, con acceso preferente, los principales y más emblemáticos edificios de la Expo. Así, entre otros, el Pabellón – Puente que se apoya a ambas orillas y en una isleta del rio, de 270 metros de largo obra de la arquitecta iraquí Zaha Hadid y que además alberga la exposición temática de El agua un recurso escaso. Seguidamente La Torre del agua que con sus 70 metros de altura ofrece una espléndida visión de la Expo y de Zaragoza, al fondo,  El Palacio de Congresos, con el que Zaragoza contará, de aquí en adelante, con dos. El Pabellón de Aragón obra de los arquitectos aragoneses Olano y Mendo. inspirado en las formas de la cestería tradicional aragonesa y que en el futuro será sede de un departamento del Gobierno de Aragón.

Expo y homenaje de noche

 La visita a los diversos pabellones terminó cuando todos tuvimos que ascender a la terraza del edificio Ebro 5 de la Expo, donde se celebró el último acto de Vichy Catalán, para lo que se había montado un tablado con estructura de escenario y sus respectivos focos. Vichy Catalán presentó el acto y dio la bienvenida. A continuación se visionó un video corporativo de Vichi Catalán. y se entronizó a personalidades de la restauración aragonesa como miembros de la Cofradía Gastronomica del Agua.

Seguidamente tomó parte la Polifónica Miguel Fleta (que por ciento cumple ahora sus Bodas de Oro) interpretando tres obras: Salve de la zarzuela de Gigantes y Cabezudos de Echegaray y Zapatero; Se oye un ruido singular de la zarzuela La canción del Ebro, de  Guerrero, y para terminar con La Fiesta del Agua estreno absoluto de esta obra encargada por Vichy Catalán a Emilio Reina que, además de compositor, es el director del coro que nos ofreció el concierto y estreno.

Una vez concluido el acto, todos fueron a dejar sus capas. Yo me demoré un poco, lo suficiente para que se acercara a mi una señora que me alabó lo bien tocado que estaba con la boina. Me dijo que ella tenía en su casa ocho boinas, de su difunto padre y que de vez en cuando se ponía ella alguna de aquellas boinas para salir a la calle. Me dijo que era de Bilbao, nacida en la calle Barrencalle y bautizada en San Nicolás. Se llamaba Esperanza. Era la esposa del director del coro.

Fotos: Mokoroa y Aramburu

Texto : Javier de Aramburu

 

 

 

Con FECOGA en la Expo del Agua

Fecoga en Zaragoza

Con FECOGA en la Expo del Agua

Visitando el alcachofal.

Con FECOGA en la Expo del Agua

Comida en el 33.

Con FECOGA en la Expo del Agua

Almuerzo en el 33

Con FECOGA en la Expo del Agua

Cata de aguas, Gastronomica.

Con FECOGA en la Expo del Agua

Cata de aguas, el Salmón.

Con FECOGA en la Expo del Agua

Diplomas a las aguas.

Con FECOGA en la Expo del Agua

Medallas a las aguas.

Desfile al Pilar